jueves, 18 de octubre de 2012

Cómo cargar una caja

Cómo cargar una caja 

Recomendaciones desde el Método Feldenkrais

Elaboró: Mtro. Darío Aguirre
Psicólogo, Antropólogo Físico,
Kinesiólogo y
Maestro en el Método Feldenkrais
17/10/12
Centro Feldenkrais® del Sur
Ciudad de México
centrofeldenkraisdelsur@gmail.com
atmparalavida@yahoo.com.mx


Buen día...

Varias veces me han preguntado sobre cómo evitar dolores de espalda por cargar cajas u otro tipo de objeto.
Recientemente apoyé a un hombre joven debido a que se había dañado por cargar cajas de modo excepcional y se maltrató la cintura, provocándose un dolor ciático.
Y este tipo de casos no es raro.
Anotaré acá algunos consejos para que pueda el lector aprovecharlo.
Caja
La mayor parte de las veces lo que yo he visto es que se dañan la espalda las personas que no saben cargar incluso cuando se están dedicando a la actividad de cargar con frecuencia, pero no lo había hecho anteriormente.
Entonces el problema está en que necesitan aprender a cargar, con la complicación de que ya se han dañado una o dos veces su cintura o cadera previamente.
Será importante que la persona que carga aprenda a fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen. Fortalecer no significa hacer más fuertes, si no hacerlos más tónicos. Esto quiere decir que debe aprender a hacer que sus músculos se contraigan con una cualidad particular, no con una fuerza especial. Esa contracción tónica se logra haciendo lecciones del Método Feldenkrais, en particular las que ayudan a organizar los flexores y los extensores.
Ya hablando de la carga en sí.
Supongamos que se va a cargar una caja que está en el suelo (o una maceta o una gran bolsa).
Si es posible usa un cinturón de cuero que apriete la zona abdominal baja y que apoye la cintura.
1. Acércate a la carga lo más posible, abre las piernas al menos el ancho de la cadera pero no demasiado, asegúrate de que apoyas los pies en su parte exterior, en el arco exterior. Separa las rodillas.
2. Ahora dobla las rodillas y baja la cadera lo más posible, toma varias respiraciones rápidas sacando aire más que metiéndolo, agáchate y toma la carga con los brazos lo más largos posible. Levanta la carga pegándotela al cuerpo (saca el aire al hacerlo), con los brazos siempre extendidos, y
3. Levántate desdoblando las rodillas, asegura la carga y llévala a donde la necesites manteniendo la espalda lo más larga posible. Respira todo lo que necesites cuando estés cargando. No limites la respiración por supuestamente no querer demostrar debilidad.
Instrucciones
Es muy importante que acerques la carga lo más posible al cuerpo. Muchas personas no lo hacen para evitar ensuciar su ropa. Eso es un error, hay que usar ropa cómoda pero que se pueda ensuciar, ya que es mejor tener pegada la carga al abdomen y al pecho a que se dañe la espalda.
La carga debe estar dentro de nuestra superficie de sustentación, que es el espacio que hay entre nuestras pies apoyados ambos en el piso. Por ello es mejor tener los pies abiertos al ancho de la cadera o un poco más, pero no con los pies cerca uno de otro ni demasiado abiertas las piernas.
A la derecha se ve la superficie de sustentación entre los pies
Es importante recordar respirar todo lo que se necesite.
Es también necesario pensar en acomodar el cuerpo todo el tiempo y concentrar la atención a la acción del cargado, cuidando en todo momento el acomodo del cuerpo.
La espalda debe estar siempre lo más larga posible siempre, así como los brazos. En caso de tener los codos doblados no debe haber demasiada tensión en los bíceps.
Si la carga se va a trasladar más de 5 metros de distancia o si es demasiado pesada es mejor usar una carretilla o “diablito” (término mexicano). Es importante poner la caja más pesada en la parte baja de la misma carretilla y si es posible hacerlo desde la posición indicada en los puntos 1. y 2.
Uso de carretilla
Es mejor distribuir la carga en dos partes para distribuirla entre los dos brazos y no cargar todo el peso de un lado únicamente.
Distribución de carga
Si las cargas desde un camión más o menos a la altura de tu pecho es mejor y más fácil afianzarlas.
Nunca cargues doblando la espalda o si la carga está lejos de tu cuerpo. El secreto para hacerla más ligera es que esté cerca de tu cuerpo.

Espero estos consejos sirvan.

D. R. 2012 Darío Aguirre

No hay comentarios:

Publicar un comentario