domingo, 6 de enero de 2013

La mejoría con el Método Feldenkrais


La mejoría con el Método Feldenkrais

Por Mtro. Héctor Darío Aguirre Arvizu
Maestro en el Método Feldenkrais
Maestro en Antropología Física

06/01/13


Texto originalmente escrito para la revista Ganar Salud (febrero, 2005).

El Método Feldenkrais® es un sistema de desarrollo personal por medio de la auto-enseñanza que trabaja diferentes dimensiones de la acción humana y permite re-despertar nuestra curiosidad innata, recuperar vías de sensaciones, movimientos, pensamiento y sentimientos, alcanzando un funcionamiento altamente articulado y eficiente. Es, básicamente, una forma de educación corporal que integra las diferentes dimensiones humanas para mejorar la calidad de su acción, empleando el movimiento para ello.
El Método tiene dos técnicas: la Integración Funcional, y la Autoconciencia a Través del Movimiento. La primera consiste en asesoría personalizada en la que el maestro capacitado retroalimenta al alumno, por medio de contacto suave, para que su cerebro reorganice su economía musculoesquelética. Se realiza en una cama especial y el alumno se encuentra vestido con ropa cómoda. La segunda modalidad, consiste en lecciones de movimiento en la que el alumno va explorando diferentes opciones de cómo realizar diversos movimientos no comunes, permitiéndose explorar y reconocer la dimensión propioceptiva. Se realiza en el piso bajo la dirección del maestro certificado para ello, ensayando en diferentes posiciones y movimientos múltiples posibilidades de acción.
Este sistema fue creado por el Doctor e Ingeniero Moshe Feldenkrais, de origen ruso, quien, partiendo de la revisión de múltiples conocimientos científicos entre ellos el cómo condicionamos las contracciones musculares del miedo, la influencia de la gravedad en nuestra acción, el cómo se realiza un desarrollo humano sano, la expresión de la fatiga muscular y neuronal, y otros, desarrolló el sistema a lo largo de más de 40 años. Feldenkrais afirmaba: “el propósito de mi método es que el cuerpo esté organizado con un mínimo de esfuerzo y un máximo de eficiencia, no a través de la fuerza muscular, sino de una mayor conciencia de cómo trabaja”. Esa forma de actuar está basada en principios fisiológicos, lo que garantiza una alta efectividad. También afirmaba: “no pretendo crear cuerpos flexibles, sino mentes flexibles”.
También se puede entender como un sistema de aprendizaje del movimiento.
¿Qué beneficios obtiene el practicante del método? Con el Método Feldenkrais®:
·       Se mejora la postura por acción adecuada del cerebro, no por fuerza de voluntad;
·       La respiración se hace más libre ya que se prueban diversas formas de realizarla;
·       El alumno prende a reducir el estrés, y se obtiene relajación, ya que la persona aprende a organizar su musculatura de modo altamente eficiente;
·       El practicante logra mayor flexibilidad por el involucramiento cada vez mayor de músculos en el movimiento;
·       Se ayuda a eliminar el la tensión y la fatiga debido a probar movimientos que evitan el desgaste muscular y a retomar el proceso natural cansancio-descanso;
·       Se lleva al cerebro del alumno para que retome su capacidad de regulación de las funciones autónomas debido a que se activa el sistema parasimpático.
En la página de la Asociación Mexicana del Método Feldenkrais (AMMEF) se indica: “A través del Método Feldenkraisâ se puede aumentar el rango de movimiento, flexibilidad, coordinación y redescubrir la capacidad innata para la eficiencia y la recuperación del sentido joven del movimiento. Tal mejoría física motora no es necesariamente un fin por si mismo, a menudo, es una entrada hacia un mejoramiento generalizado de funcionamiento en el contexto del medio ambiente que nos rodea.”
Se emplea actualmente para asesorar a deportistas, bailarines y actores para mejorar su desempeño; en ancianos y personas con algún impedimento motriz o trauma para mejorar sus movimientos, auxiliar en fisioterapia; como apoyo en psicoterapia, y otros.
Este método puede ser practicado por hombres, mujeres y niños, únicamente siguiendo las indicaciones dadas por un maestro capacitado de evitar todo movimiento y posición incómodos o dolorosos, emplear la imaginación cuando se necesite, disminuyendo la fuerza, energía y velocidad que se aplica, buscando movimientos de alta calidad. No se emplea ningún aparato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario